Sala de PrensaNoticias

 

“Operación Amaltea”: Fiscalía Metropolitana Sur lidera mayor incautación de droga de la Reforma Procesal Penal

Más de tres toneladas de droga y ocho detenidos es el saldo de una investigación que logró desmantelar una compleja organización criminal que utilizaba sofisticados mecanismos para evadir el control policial.

3 toneladas de drogas fueron incautadas entre Marihuana y Cocaína

3 toneladas de drogas fueron incautadas entre Marihuana y Cocaína

La incautación de más de tres toneladas de droga, y la captura de ocho miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, es el principal saldo de la investigación denominada “Operación Amaltea”, encabezada por la Fiscalía Regional Metropolitan Sur con el apoyo de efectivos de la Policía de Investigaciones.

El procedimiento fue encabezado por el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán; el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, y el director general de la PDI, Marcos Vásquez.

“Estoy acá para felicitar a los fiscales de la Fiscalía Antinarcóticos de la Fiscalía Metropolitana Sur, en segundo lugar para felicitar a la jefatura antinarcóticos y a la Brigada metropolitana, con una operación inédita que está en consonancia con las políticas generales de persecución criminal, que hemos fijado como Fiscalía junto a la Policía de Investigaciones, Carabineros y el Ministerio del Interior, que se van a plasmar en un convenio, y que pretende atacar a los dos grandes extremos del narcotráfico por un lado el microtráfico y por otro las grandes organizaciones”, enfatizó el Fiscal Nacional.  

Chahuán agregó que “ésta es una gran operación de inteligencia policial, dirigida por la Fiscalía, que nos preocupaba por la tecnología incautada, por la droga incautada, por el modus operandis, pero que saca del mercado una cantidad muy importante de dosis, más de 28 millones de dosis, y una cantidad muy importante de dinero, donde les duele a los narcotraficantes”.

Homicidio inicial

La investigación se inició tras el homicidio de Andrés Garrido Campos ocurrida el 29 de marzo pasado, quien tras ser abatido por desconocidos en La Cisterna, su cuerpo fue hallado tendido en el piso junto a una camioneta habilitada par el uso minero, y en cuyo interior había 75 kilos de droga (60 kilos de cannabis y 15 kilos cocaína base).

Deduciendo un ajuste de cuentas, el equipo de fiscales liderado por el Fiscal Regional Metropolitano Sur Raúl Guzmán; e integrado por el fiscal jefe de la Fiscalía Antinarcóticos y Crimen Organizado, Héctor Barros, y el fiscal adjunto Alex Cortés, ordenó analizar y rastrear los celulares encontrados junto a la víctima, centrando la investigación en los contactos almacenadas en los teléfonos, logrando dar con la red encabezada por los hermanos José y Sergio peña Torres -peligrosos delincuentes del sector sur de la capital-, dedicada al tráfico de drogas.

El primer indicio fueron los diálogos de Matías Besoain Sepúlveda, quien además de dejar establecido su poder de fuego, con armas y municiones, organizó a un grupo de personas para la adquisición de indumentaria vinculada al uso minero: overoles, chalecos reflectantes y paños, entre otros.

Más tarde se reúne con el resto de la organización quienes conducen camionetas y camiones caravana que emprende un viaje al norte del país, todos caracterizados con los insumos adquiridos para la operación.

Durante el viaje son seguidos por efectivos policiales y rastreados mediante antenas celulares, mientras el grupo efectúa constantes chequeos para detectar la presencia policial, en una disciplinada rutina y comunicándose mediante un código especialmente diseñado para indicar lugares y acciones.

Toneladas de droga

La operación fue intervenida por los efectivos policiales al llegar al sector de Los Pozos, Illapel, contando con el apoyo aéreo del helicóptero de la PDI.

En el lugar fueron detenidos ocho personas: Matías Besoain, Carlos Mondaca, Jordan Challapa, José y Sergio Peña, Mauricio Ponce, Carlos Tapia, y Marcelo Fontealba.

Durante el operativo, Ponce resultó herido leve luego de ser impactado por el arma institucional de un efectivo policial, a quién Ponce intentó arrollar con el camión que conducía.

Sólo en el camión, se encontraron 60 sacos de material sintético rotulados “Colchón  Fino”, en cuyo interior había una tonelada 792 kilos 170 gramos de cocaína base. Además 45 sacos del mismo material, rotulados como “Arroz Granillo”, con paquetes de cannabis sativa equivalente a una tonelada 214 kilos 700 gramos, además de tres paquetes con 3 kilos 15 gramos de clorhidrato de cocaína, sumando en total tres toneladas 9 kilos 885 gramos. Los sacos encontrados son de las mismas características de las encontradas en la camioneta junto a la cual fue hallado muerto Andrés Garrido al inicio de la indagatoria.

Asimismo, se incautaron tres camionetas, un camión tipo tolva, dos teléfonos satelitales, siete radio transmisores UHF, cuatro fijos y tres handie talkie, además, hojas impresas con un sistema de claves utilizado tanto para informar ubicaciones como también para alertar de la presencia policial y otros medios de prueba.

En Santiago, se allanaron tres domicilios en Pudahuel, Lo Prado  y Maipu, donde se encontró diverso tipo de armamento y munición, droga, dinero en efectivo, vehículos, entre otras especies.

Sofisticada organización

La red era liderada por los hermanos Sergio y José Peña Torres, quienes en calidad de financistas eran los encargados de organizar, dirigir, planificar y ejecutar las operaciones de internación de droga por la zona norte del país (frontera con Bolivia) y su traslado a la capital, además de los contactos con proveedores, a través de un inédito sistema de traslado, control, chequeo y contra chequeo, con comunicaciones codificadas a través de un sistema de claves cuyo fin era alertar la presencia policial, utilizando términos distintos a la situación del entorno.

También proveían a sus colaboradores de medios logísticos, técnicos, para minimizar los riesgos ante las acciones policiales, tales como, vehículos encubiertos, equipamiento tecnológico incluía entre otros, teléfonos satelitales, celulares, equipos radiales UHF y vestimenta, que simulaban un desplazamiento de tipo faena minera.

El detenido Matías Besoain es el brazo operativo y lugarteniente de dicha organización quien tiene por misión reclutar a los transportistas que se trasladan hasta la zona norte del país donde es cargada la droga incautada.

Por otra parte, los detenidos Jordan Challapa, Carlos Mondaca, Carlos Tapia, Marcelo Fontealba y Mauricio Ponce, eran encargados de la conducción para el transporte de la droga, asimismo, conformaban el dispositivo de seguridad del traslado, realizando para ello maniobras de chequeo y contrachequeo, con la finalidad de detectar la presencia policial.

 
Galerías asociadas Ir a Galería
Galería Fotografica
Galería Audios

Noticias Relacionadas

11/07/2024

Caso Conscriptos en Putre: Fiscalía de Arica coordinará exhumación del cuerpo de soldado y nueva autopsia bajo el Protocolo de Minnesota

10/07/2024

Eurojust firma Acuerdos de Trabajo con cinco países latinoamericanos

08/07/2024

Fiscalía de Tocopilla formalizó a detenidos por homicidio en el sector Quebrada Honda